Jamás pensé que llegaría a escribir un post como este. Pero así es. Y es emocionante. Llevamos ya casi seis años trabajando con Atlassian, usando parcialmente sus herramientas y, sobre todo, implantándolas con éxito en muchísimas organizaciones en España: empresas de IBEX 35, empresas grandes, empresas pequeñas y microempresas. Pero en una organización con la nuestra, no resulta sencillo dar ese paso. Ya se sabe: 'En casa del herrero....". Cuando hace más de un año decidimos comenzar a desarrollar plugins para el Marketplace de Atlassian, la situación de partida era poco alentadora: muy poca experiencia, casi nula, en desarrollo de software de este tipo, una empresa pequeña y con los problemas inherentes a su tamaño: muchas cosas a la vez, tendencia a dejarse llevar por lo urgente, incertidumbre ante una situación económica complicada… Pero después de un camino largo y complicado, estamos consiguiendo algo. Mucho. Mucho más de lo que pensábamos. Porque una de las cosas que decidimos fue que si teníamos que desarrollar plugins para el mundo Atlassian y teníamos que ser una referencia de esta compañía en España, debíamos volcarnos en ello, pero sobre todo dentro de deiser; y como si fuésemos sus propios creadores, tener nuestra ración de ‘dogfooding’. Es decir, comernos nuestra propia carne de perro. Para nosotros Atlassian y sus herramientas son ‘algo nuestro’ y decidimos que la mejor manera de demostrar a todo el mundo sus inmensas posibilidades era conocerlas todo lo que pudiésemos. Por tanto, las teníamos que ir incorporando en nuestro día a día. Y así nos embarcamos en una aventura donde todo tenía que cambiar. El proceso, el equipo, la organización y, por supuesto, las herramientas. En ello estamos; inmersos en un largo camino al que aún le queda un largo trecho por recorrer. Conscientes del cambio Llevamos usando JIRA internamente desde hace casi seis años. Pero lo hemos usado para cosas que generalmente no suelen ser habituales: Petición de Vacaciones, Reserva de salas de reuniones, Gestión de la ficha de los empleados, publicación de nóminas, incluso para gestionar el proceso de selección de personas. Dashboard JIRA 'Mis Gestiones' Pero con la decisión de desarrollar plugins comercialmente, hubo que replantearse todo, empezando casi desde cero. Desde crear el equipo hasta modificar nuestros propios hábitos. La inclusión de principios ágiles era una necesidad por convicción y por lógica en virtud a los valores que queríamos representar. Y no ha sido fácil. Ni está siéndolo. Y queda mucho por hacer. Pero cuando hace unos días, en una reunión informal empezamos a hablar sobre como mejorar la estructura de los sprints, y de repente decidimos que había que crear una página en Confluence que recogiese todas estas decisiones y que había que llevarlas a cabo, me di cuenta que el propio entorno fomentaba cualquier deseo de mejora, de registrarlo y de llevarlo a cabo. Y entonces empecé a repasar toda la estructura que habíamos venido creando, y lo que estábamos empezando a hablar sobre Stash y como incorporarlo en nuestro trabajo, y Bamboo…. Fue asombroso. Un año y pico después, habíamos cambiado mucho más de lo que creíamos. ¡Y lo que nos queda! Al grano. Nuestros tableros, nuestros radiadores, nuestras ideas. JIRA es para nosotros una herramienta cada vez más importante. Igual pasa con Greenhopper, Confluence y Calendars. Como está empezando a suceder con Stash y HipChat y pronto sucederá con Bamboo. En el caso de JIRA, como ya he dicho, realizamos las peticiones de vacaciones y permisos, registramos nuestras notas de gastos, publicamos las nóminas para que la gente se las descargue, solicitamos tareas internas para la oficina, recogemos todas las incidencias que nuestros usuarios nos envían acerca de nuestros productos, y gestionamos las bolsas de horas que ofrecemos a nuestros clientes. Ahora, además, gestionamos nuestros sprints de desarrollo, los backlogs de productos y nuestros tableros de trabajo, tanto scrum como kanban. Por supuesto, para poder llegar a esta estructura, Greenhopper ha sido fundamental. Sin este plugin, gran parte de lo que os vamos a mostrar en estos posts no sería igual. Pero también hemos incorporado Confluence. En especial tras las enormes mejoras en la usabilidad que han incorporado las últimas versiones. Junto con Calendars, está siendo un complemento excepcional para nosotros. Y poco a poco, todos estamos empezando a usarlo, cada vez más. Y por supuesto, el verdadero ‘dogfooding’: usar nuestros propios plugins. Tanto Profields como Workload tienen un papel muy importante en una parte de nuestra actividad diaria.

A modo de resumen y sin ser exhaustivos, disponemos entre otros de:

  • Tablero Scrum para el desarrollo de productos (plugins)
  • Tablero Kanban para las actividades de consultoría e implantación
  • Tablero Márketing para el trabajo de esta área: news, web, blog, etcétera
  • Tablero Soporte para la gestión de las incidencia externas e internas
  • Radiador de Información de estado de scrum
  • Hoja mensual de carga de trabajo del equipo de consultoría e implantación
  • Radiador resumen de fechas para la finalización de Releases
  • Dashboard de gestiones personales (individual): vacaciones, nóminas, gastos
  • Espacio de trabajo para publicar ideas y funcionalidades de los plugins
  • Espacio de trabajo para publicar las mejoras propuestas al proceso de trabajo.
  • Calendario con la planificación de jornadas en cliente de todo el equipo de consultoría e implantación.

Hace un año y medio prácticamente nada de esto existía y, aunque hemos cometido muchos errores, lo cierto es que echando la vista atrás, se ha conseguido mucho. De momento, hemos avanzamos un par ejemplos a lo largo del post, mostrando un par de pantallas. En otros posts entraremos en detalles pero por el momento ahí os dejamos éste. Como siempre, muchas gracias por seguirnos. Esperamos vuestros comentarios y vuestras experiencias con las herramientas de Atlassian.