BACK TO DEISER.COM

EN | ES

Menu

EN | ES

5 Consejos al implantar Jira Software

Leo Díaz
24-mar-2013 15:12:00

Si estáis pensando en implantar Jira Software, queremos compartir el siguiente conjunto de claves que debéis tener en cuenta al momento de hacerlo, y de esta forma, evitarás bloqueos en el futuro, y lograrás todas tus metas con la herramienta. 

Queremos aconsejarte lo que debes tener en cuenta al implantar Jira Software, ojo, que no se trata de reglas insalvables, queremos ofrecerte cinco cosas que debéis evitar al implantar Jira. Esta lista está basada principalmente en experiencias que hemos vivido con clientes de todos los tamaños, procesos de distintas características, etc,...

Pero primero vamos a definir qué es la herramienta:

¿Qué es y cómo funciona Jira Software?

Es una herramienta de software que facilita la gestión y el seguimiento de tareas -llamadas incidencias (issues)- que están (o no) atadas a un proyecto, y resulta muy útil en la práctica ágil de la gestión de proyectos (Agile Project Management). Jira, fue creada por la empresa australiana Atlassian y se dio a conocer por primera vez en 2002.

La herramienta está diseñada, y citando a la misma Atlassian, para "para que todos los miembros de tu equipo de software puedan planificar, supervisar y publicar software de gran calidad", sin embargo, hoy en día, equipos de otras áreas no relacionadas con el software, han comenzado a implementar esta herramienta.

Teniendo esto en cuenta, seguimos con los consejos para implantar Jira Software: 

1. Reduce al mínimo posible el total de estados, tipos de issue, campos, etc...

Piensa que lo que realmente necesitas es hacer seguimiento de tareas, bugs (o lo que manejes) para al final poder sacar un conjunto de métricas que te aporten información y que se acerque al máximo a la situación real de tu equipo, ya sea de soporte, desarrollo u otros.

Atención: con este consejo no quiero decir que no puedas llevar grandes procesos a Jira. Lo que significa es que si tienes un equipo de 3 personas para:

  •    Recoger un bug.
  •    Corregirlo.
  •    Informar de la situación actual.
  •    Notificar al cliente si falta información.
  •    Testear.
  •    Llevar la solución a producción.
  •    ¡Y mil cosas más!

Debes aligerar al máximo el uso de Jira, porque bastante tienen ya con tanta “actividad real” como para que encima tengan que reflejarlo.

Si, por el contrario, tienes distintos equipos para cada actividad, ¡adelante! Crea estados para poder hacer un seguimiento en detalle de tus issues y aprovecha los tickets de Jira para reflejar  múltiples tareas. La gestión de cada equipo estará acotada a su “espacio de participación”. En definitiva, mide lo medible y no sobrecargues la gestión. Los procesos deben ser una ayuda, no un muro infranqueable.

Si nos tomamos los procesos de negocio que hayamos diseñado como una religión, acabaremos por dinamitar su función. Y entonces tendrá que llegar un consultor innovador que dinamite esos procesos, como el profesor del "Club de los poetas muertos" que enseña a criticar métodos dudosos para valorar la literatura. ¡No puedo estar más de acuerdo con este vídeo! (vía @evergreenPM)


2. Jira no es MS Project.

No es ni peor ni mejor: simplemente, no es lo mismo.

No trates de simular con Jira lo que harías con Project. Siempre que se te pase por la cabeza eso de “y poder hacer seguimiento del proyecto con un Gantt” recuerda que:

  •    En Jira la asignación es granular: se asigna un issue o una sub-issue a persona. Así que olvídate de asignar tareas a equipos de trabajo: puedes hacer referencia a ellos pero no podrás sacar (por ejemplo) estadísticas de asignación, carga, dedicación…

  •    En la jerarquía de issues de Jira sólo hay dos niveles: issues y sub-issues, además de los múltiples enlaces a otras issues. Cualquier otra cosa es una vista que pueda darte algún plug-in. Por ejemplo, Profields ataca esa limitación funcional tan fuerte de Jira permitiendo que la entidad proyecto se pueda tratar con una complejidad semejante a la de las issues. Volviendo al problema anterior, una de las cosas que permite Profields es, precisamente, asignar el trabajo de tus proyectos a grupos de personas.

3. No "cierres en banda" la configuración que realices.

A la hora de diseñar una configuración a medida de flujos, pantallas, etc, piensa que el día a día de tu empresa, departamento o equipo dice mucho más que cualquier metodología o marco típico de gestión de proyectos (da igual que sea ágil, waterfall o basado en el apareamiento de la gallina).

4. ¡Cuenta con los usuarios!

Lleves el proceso que lleves a Jira, escucha a los usuarios. Serán ellos quienes digan: “Buah, una más” o “¡Así, sí!”. Muchos a estas alturas ya habrán usado una herramienta similar o el propio Jira y pueden aportarte información valiosa a la hora de definir el flujo de trabajo.

5. Prevé la complejidad de implantación de tus workflows antes de abordarlos.

Jira es una herramienta que puedes poner en marcha fácilmente si te sirve la configuración por defecto. Sin embargo, hay muchas circunstancias que exigen configuraciones complejas:

  •    Tus flujos tienen excepciones.
  •    Gestiona proyectos con características muy diferentes.
  •    Participan roles de cualquier área de la compañía.

Aunque requiera más esfuerzo, Jira permite también cubrir estas situaciones porque, al contrario de lo que dice Atlassian, no es sólo un issue & project tracker. 

Jira permite definir múltiples flujos de trabajo (entendiendo por flujo no sólo el workflow, sino también los datos de entrada/salida, notificaciones, etc…). Para esquematizar todo esto, son necesarios dos requisitos o competencias en tu equipo:

  •    La capacidad para la definición de flujos de trabajo.
  •    La capacidad de implantación de estos flujos en la herramienta.

¡Bola extra! Proyectos en Jira y nuestra experiencia

No olvidéis tener siempre presente que Jira es una herramienta para la gestión de issues de un proyecto. Su funcionalidad básica está pensada para hacer seguimiento de estas issues, no para llevar la gestión del proyecto. Para esto necesitas acompañar el producto de plugins, como Profields, que doten a los proyectos Jira de información para poder ser gestionados.

En el vídeo, podéis aprender de nuestras experiencias implantando Jira:


Y vosotros, ¿Qué cosas creéis que se deben evitar al implantar Jira?
¿Cuáles han sido vuestras lecciones aprendidas

Reserva una reunión con nuestro equipo e infórmate.

Conoce cómo utilizamos Profields en DEISER

La gestión de proyectos en Jira tiene tantos usos como necesidades tengas, y esta app, igual de versátil que Jira, se adapta a tus necesidades.
LEER ARTÍCULO

You May Also Like

These Stories on Jira Software

No Comments Yet

Let us know what you think

Subscribe by Email