Y no es que haya sido el quinto Agile Open Space ni mucho menos. Pero si ha sido el quinto para mí y, por extensión, para DEISER. Arrancamos en Zaragoza, y luego vinieron Canarias, Valladolid y Asturias.

Esta vez Santiago de Compostela, lejos de muchos sitios, pero muy cerca para quienes nos atrapa la naturaleza salvaje de una región que se extiende por todo el norte de España y que nos hipnotiza con ese verde brillante que inunda el horizonte…..

Personalmente, el modelo de conferencia Open Space me enganchó en la Barcamp 2011 gracias sobre todo a David Bonilla y Manuel Recena. También significó el primer patrocinio ‘externo’ en la historia de DEISER en un año que decidimos dar el gran salto hacia un modelo de empresa diferente, más personal y más enriquecedor (al menos para nosotros).

Dicho esto, volvamos al evento, que es de lo que se trata. Más de 200 personas, de nuevo patrocinando, como he dicho, como Sponsor Gold junto con nuestros amigos de Thinking With You, y una jornada y media en la que todos nos preparamos a escuchar, pero sobre todo a participar y a compartir…

Primera jornada. Aterrizaje, apertura y configuración del panel.

Este año se retomó la fórmula de día y medio en la que las charlas se concentraban en sábado. Quizás la distancia también provocó una estructura que a mí no me resultó extraña aunque a mucha gente le hubiera gustado estar dos días (y tres, y cuatro, je, je). Pero a veces es bueno quedarse con esa sensación de ‘hambre’ sin estar lleno del todo….¡quien sabe! Cómo dicen las reglas de un Open Space, lo que ocurrió es lo que tenía que ocurrir, y estuvimos lo que teníamos que estar. Y estoy de acuerdo…

Llegada a Santiago vía RyanAir (mis primeras experiencias con ellos no están siendo muy malas, excepto cierto retraso a la vuelta) y rápidamente al hotel Gelmírez, a unos 15 minutos andando de la Escuela de Ingeniería. Un hotel recomendable, con un buen desayuno y que además cuenta con un Gimnasio, pequeño pero suficiente para quienes hemos llegado ya algo mayores a esto de correr y de hacer deporte. A mí me vino genial poder usar la cinta de correr durante una hora antes de ir hacia la Escuela, donde se desarrollaría la primera jornada. Además, como patrocinadores habíamos enviado ya un obsequio para todo el mundo, nuestra taza ‘Be The Change You Seek’. Yo finalmente fui la única persona DEISER que pudo desplazarse ese fin de semana y me traje también nuestro ‘RollUp’ aunque hasta el sábado no lo ubiqué puesto que la jornada de charlas se desarrolló a unos 10 Km de Santiago en un auténtico paraíso de paz, árboles y vegetación.

Una vez en la escuela, toda la gente empezó a llegar y algo más tarde de las 16.00, sobre las 4 y media y después de una dinámica propuesta por Thinking With You, los otros patrocinadores Oro junto con nosotros, todo el mundo se sentó para escuchar la primera charla, la mía. Aguantaron como campeones, por cierto, ja,ja.

30 minutos para contar nuestro viaje iniciado en 2.011 y que se encuentra en plena andadura. Un viaje para cambiar como empresa, un viaje para hacer una empresa más humana, más feliz, más consciente, más participativa, más ágil y más perdurable. Un viaje que ha reducido la jerarquía interna, que ha aplanado la estructura, que ha eliminado las paredes y que cada vez, ojalá, de más protagonismo a las personas para poder seguir creciendo. Pero no necesariamente en tamaño; seguir creciendo como empresa.

Me alegró ver el buen sabor de boca que dejó en mucha gente y, sobre todo, que al día siguiente muchas charlas mencionaran esta jornada y algunos de estos cambios que estamos tratando de llevar a cabo. La camiseta que llevé durante la charla, ‘Se el cambio de buscas’ es reflejo de lo que queremos. Y creo que cada vez estamos más cerca de conseguirlo.

Sin dar descanso, el Equipazo de Thinking With You extendió durante una hora más los prolegómenos con unas dinámicas interesantísimas donde quien quería salía a explicar las dudas que sobre Agile podía tener la gente. Una gente, y no lo he dicho aún, que en masa acudía por primera vez a un Open Space; mejor dicho, a un AOS. El viernes, por lo menos, en torno al 75% levantó la mano como respuesta a mi ‘Que levante la mano quien esté por primera vez en un AOS'.

Después, todos a fuera en un día espléndido que se había ido arreglando con el paso de las horas para confeccionar el panel. Un gran ritmo para presentar las charlas, y una gran cantidad de propuestas. Un total de 59 charlas propuestas para confeccionar un panel de 36 ‘espacios de diálogo’ repartidos en 6 tracks. Todo un logro y todo un reto para una organización amateur y un evento que teóricamente ‘se auto organiza’. Pero muchas veces la auto organización de gente motivada y preparada es mucho más eficaz que todas las previsiones y planes….

Quedaba todo preparado para el Sábado.

Segunda Jornada. El AOS propiamente dicho en un entorno diferente.

El caso es que el día acompañó de manera espectacular. Me encantaría hablar de lo bien que se come en Galicia, pero eso no es nuevo ni es noticiable. Comí muy bien, como siempre.

Volviendo a nuestro objetivo, y con mi rollup al hombro, me dirigí a la Escuela donde nos esperaban varios autobuses y más de 200 personas. De allí iríamos al Fogar de Santiso, lugar donde se celebró realmente el AOS. Cuando llegamos la sensación fue de paz y tranquilidad. Un lugar en medio del campo con varias casas, unas jaimas que ejercerían de aulas improvisadas, una cueva (a cova) donde se desarrollaría otro de los tracks, una zona de mesas donde se improvisó (en el mejor de los sentidos) otro track, y asi hasta 6. Un AOS que invitó también a las familias a traer a sus hijos y que contó con la inestimable ayuda de Agile Torrezno que se encargó también de plantear algunos juegos a los niños.

En cuanto a las charlas, muchos veteranos y muchos debutantes que es lo interesante. Resulta gratificante ver como año tras año, Joserra, Jorge, Isra, Diego, Francho, Raúl, etcétera… comparten su conocimiento y lo ponen al servicio de la gente. Es increíble. ¡Gracias a todos! Pero también a todos los nuevos que han recogido el guante de un Open Space y han propuesto charlas de todo tipo: técnicas, inspiracionales, motivadoras, etcétera. Por mi paulatina pérdida de conocimiento técnico, me suelo decidir por las que tienen que ver con las personas y las organizaciones.

Este año he conocido en detalle a parte del equipo de BEEVA a los que veo por todas partes y a los que tenía ganas de conocer. Pude estar en parte de una de sus charlas (aplanando que es gerundio, por su parecido a nuestras decisiones internas en DEISER) justo después de escuchar al gran Jorge Uriarte con una charla tremendamente interesante donde planteó el dilema de fomentar el sentido de urgencia vs sentido del propósito. ¡Tremendo!

Estuve en la charla de Pablo, de Visual MS, viendo como una empresa que ha sido reconocida como uno de los Best Place to Work en España hace unos años se ha ganado ese galardón y salí feliz de ver la cantidad de cosas que hacemos parecidas o iguales; asistí, como dije, a la charla de Jorge y a la de BEEVA, mitad y mitad. Luego me quedé charlando un buen rato con el equipo de BEEVA sobre sus iniciativas, las nuestras y la posibilidad de vernos y hablar sobre ello. Después entré en una charla para discutir sobre la gestión del conocimiento y la formación en las empresas justo antes de comer…

Una comida de calidad pero quizás algo larga que provocó que la jornada de tarde comenzase una hora más tarde lo esperado...También sirvió para hablar con otras personas, pero aun así quizás habría sido ideal algo menos de tiempo. Realmente un problema menor. La tarde se desarrolló con una charla en la que se equiparó a los actores de los modelos ágiles con Juego de Tronos. Estuvo muy bien. Finalizamos con los valores de las empresas y los modos en los que tratamos de establecerlos y compartirlos. Nosotros, yo en concreto, intenté contar lo que estábamos haciendo en DEISER y compartir también lo que sabemos que hace Atlassian, con quien, como todos sabéis, compartimos unos vínculos muy profundos.

Como siempre, y para terminar, una retro diferente también en medio del campo y con dos pizarras para poner lo positivo y lo mejorable. Mucha participación de nuevo, muchos halagos (merecidos) y muchas propuestas de mejoras (interesantes).

Como colofón y guinda, un anuncio, un reto: Se lanzó en guante para que Agile Segovia (personalizados en Agile Torrezno) organizase el próximo AOS2017. Y Asi fue: el año que viene, nos veremos cerca de Madrid, en Segovia, durante dos días, en una nueva ‘desconferencia’.

Además de los sospechosos habituales, quiero dar las gracias a algunas de las personas con las que pude compartir reflexiones, ideas e inquietudes. Más que nunca, quizas: Néstor, Pablo, Camino, Pedro, Ángel, Alfredo, Darío, Sara, Miriam y otros muchos con los que hablé por primera vez....¡Gracias por todas vuestras ideas y reflexiones! Seguro que coincidiremos en otras reuniones similares.

Invito desde aquí a la gente a compartir sus experiencias y sus comentarios. Resulta difícil entrar en los detalles de una reunión fundamentalmente emocional y que desde mi punto de vista hay que vivirla, y donde la información y el aprendizaje se produce desde el primer mínuto hasta el último.

¡Nos vemos en Segovia en 2017!