BACK TO DEISER.COM

EN | ES

Menu

EN | ES

Los tres pilares DevOps: entrega, automatiza y escala

Jaime González-Capitel
17-may-2018 11:59:00

La metodología DevOps la resumimos en tres claves durante nuestra parada del DEISER TOUR en Madrid:

  1. La Cultura.
  2. La ruptura de silos.
  3. La automatización. 

Tres pilares escenciales al momento de transformar la productividad en equipos de TI.


Si no haces DevOps, no sabes gestionar equipos de TI

Algo así dice la sabiduría popular hoy en día… pero cuando se baja a los detalles aparecen muchos malentendidos.

El DEISER Team explicando cómo hacemos DevOps con las herramientas AtlassianCarlos Fernández y David García: maestros del desarrollo de producto en acción.

Esos malentendidos y esa falta de referencias claras fueron algo que tuvimos en cuenta a la hora de agendar las distintas charlas que articularon la tercera parada del DEISER TOUR, celebrada en la madrileña Torre Espacio el pasado jueves 10 de mayo. Como jugábamos en casa, decidimos presentar dos ejemplos prácticos de cómo aplicamos la cultura DevOps a los problemas que tenemos cada día en DEISER, acompañados de una sólida introducción a lo que significa este término… y lo que no.

1. DevOps en DEISER. En producción 10 veces más rápido con Atlassian

Beneficios de Dev para DevOps: Tener la tranquilidad de lanzar una nueva versión de producto un viernes por la tarde.

Uno de los aspectos más importantes de la madurez del equipo de desarrollo de producto de DEISER, liderado por David García, product manager, y Carlos Fernández, senior developer, es la configuración del stack de Atlassian para conseguir lanzar versiones en producción en cuestión de minutos.

¿Cómo logramos hacer DevOps 10 veces más rápido con las herramientas Atlassian?

Fundamentalmente a través de un tipo de issue en Jira Software para las releases. Las releases de Jira Software articulan todo el flujo de trabajo, aprobaciones, revisiones del código e integraciones con otros productos del stack de Atlassian: Stride, Bamboo y BitBucket están gobernados por esa unidad de trabajo reina. De alguna manera, esto ejemplifica bien la recomendación de tratar todo el código como si estuviera en producción: todo build debe ser suficientemente robusto para ser lanzado… ya que, de hecho, se lanzará muy pronto.

Al contrario, en algunas organizaciones algunas versiones pueden no ver la luz, en DEISER la gestión del producto aprovecha al máximo los esfuerzos de los desarrolladores y nunca se construyen funcionalidades o versiones del producto que no se lancen. Es lo que tiene contar con un equipo pequeño: hay que hacer de necesidad virtud.

2. Cómo distinguir DevOps del postureo

En la segunda charla, titulada "titulada “Yo soy Dev, yo soy Ops y somos dos en un equipo", nos acompañó Luis Fraile. Junto con Leo Díaz; los asistentes presenciaron una clase magistral sobre cómo distinguir a alguien que sabe que DevOps mola, es importante y aparenta, de alguien que verdaderamente entiende cómo se puede avanzar por la senda de la cultura DevOps.

Aquí dejamos algunas claves:

  •    ¿Qué es DevOps? Se trata de una extensión de la filosofía ágil que va más allá de los equipos de desarrollo y permite encontrar las tácticas que permitan eliminar los tiempos de espera y la descoordinación… entre perfiles tecnológicos que solían trabajar en fases distintas. Es una cultura organizativa donde cada uno debe poder aportar su granito de arena.

DevOps tiene algunos malentendidos comunes.                Ignatius (en la slide) nos ayudó a aclarar malentendidos comunes en torno al conociemiento DevOps.

  •     Sospechosos habituales: El headhunter que busca un perfil DevOps o la organización que quiere contratar servicios de consultoría para implementar DevOps. Todos ellos están equivocados, porque se olvidan de que la conexión entre equipos exige una aproximación integral a la gestión del cambio. Es una carrera de fondo y no se puede ganar con un sprint demoledor. Cualquier consultor y cualquier experto al que se contrate con el objetivo de hacer DevOps estarán abocados a la inopia si no trabajan en un contexto situado de equipo, donde se mire a las tecnologías y los flujos de trabajo existentes para hacer pequeñas mejoras incrementales.
  •     Un proyecto DevOps es humilde. Se empieza por medirse las fuerzas y definir bien el alcance de las bases que se quieran sentar. Tanto Luis como Leo lo dijeron claramente: “nuestro objetivo como consultores es que nuestros clientes no nos echen de menos: arreglar las cosas y que la empresa pueda seguir su camino”.
  •     Uses la tecnología que uses, es imprescindible eliminar fallos humanos con procesos de automatización, extendiendo la utilidad del código hacia la infraestructura y la configuración. Las implicaciones sobre los perfiles de TI son muy positivas, porque se consigue personal más proactivo y vigilante, que tiene mucho más valor cuando no está apagando fuegos: se monitoriza, se estudia el rendimiento en aras a plantear mejoras.

  • Monitorizar el negocio es fundamental para deshacerse de la barrera entre las consideraciones técnicas y las estratégicas.

  • Sigue a los referentes: Phoenix Project, the DevOps Handbook, y Jez Humble con su secuencia CALMS: Culture, Automation, Lean, Measurement, Sharing.

Aquí puedes ver la presentación en la que Luis Fraile y Leo Murillo explicaron por primera vez, en la misma charla, los principios de la metodología DevOps:

3. Bamboo & Docker para Ops

DevOps en códigos, desde la visión experta de Charlie experto certificado por Atlassian.                         Charlie, experto en el Data Center de Atlassian, configurando a base de código con Bamboo y Docker.

Con tres simples tareas se puede crear una imagen de Docker de Jira a partir de un Dockerfile, generar un contenedor que sirva la aplicación, e incluso subir esa imagen al respositorio de imágenes de docker para que esté disponible al resto de la organización.

En esta sesión Carlos Aparicio mostró algunas de las posibilidades que brinda Bamboo a la hora de integrarlo en el flujo de trabajo de operaciones con el objetivo de eliminar actividades manuales, tediosas y repetitivas.

La charla está inspirada en la experiencia de Charlie como experto de sistemas en DEISER. Hubo un día en que, cansado de tener que poner en marcha hasta cinco o seis máquinas con distintas versiones de herramientas Atlassian para peticiones de desarrolladores y consultores, se apoyó en Docker para diseñar el sistema que actualmente utilizamos en DEISER. De alguna manera, Charlie se clonó a sí mismo y consiguió que cualquier miembro del equipo pudiera lanzar una aplicación en cuestión de minutos.

Como herramienta de integración continua, hay 4 aspectos de Bamboo que conviene tener muy en cuenta:

  •     Build: Con Bamboo puedes centrarte en el código y no en el despliegue. Crea entornos de construcción, despliega multi entornos o gestiona triggers que inicien los planes de construcción de forma automática a partir de las condiciones que se hayan definido.
  •     Tests automáticos con plena visibilidad sobre los resultados.
  •     Deploy: Con Bamboo puedes sustituir las tareas repetitivas en un flujo de acciones automatizadas, securizando los resultados y minimizando el riesgo de errores.
  •     Connect: Además de las integraciones nativas con otras herramientas de Atlassian, como Jira, Bitbucket y Confluence, Bamboo tiene una buena integración con Docker que permite gestionar las imágenes y los contenedores de Docker.

¿Cómo acelerar el cambio?

Aunque toda la jornada estuvo jalonada de buenas preguntas que demostraban el interés de los asistentes por las experiencias que se compartieron, el turno final de Q&A se centró rápidamente en la gestión del cambio:

¿Cómo se puede conseguir que una gran empresa tradicional dé los pasos para eliminar barreras, acercar la tecnología al negocio y extender la cultura de la agilidad que representa DevOps?

Está claro que no se puede predicar en el desierto: es tan importante romper la resistencia de los profesionales de TI como hacer pedagogía del valor de DevOps para competir con los mejores. A propósito de este aspecto, se comentó cómo en algunas empresas los equipos de desarrollo tienen permanentemente a la vista las cifras de ventas. La implicación es que se buscan permanentemente correlaciones entre el trabajo tecnológico y la evolución comercial. El impacto sobre el cliente existe siempre.

Reserva una reunión con nuestro equipo e infórmate.


Conoce cómo gestionamos nuestros servicios en DEISER

Gestionar proyectos grandes puede ser abrumador si no se sigue una estrategia adecuada o si no se seleccionan las herramientas que mejor se adaptan a cada situación. Aquí te presentamos nuestro caso, haz clic en el botón.

LEER ARTÍCULO

You May Also Like

These Stories on DevOps

No Comments Yet

Let us know what you think

Subscribe by Email