Si, ya lo sé; hay mucho hashtag en el título pero en este caso era necesario. Este post es poco clasificable. Puede ser Off-Topic, pero también está relacionado con la empresa, con otros posts que hemos venido publicando, como la Guía para el Emprendedor Optimista (que continuará muy pronto), etcétera. Trataré de explicarlo. Hace tiempo, yo personalmente incluí en mis identidades sociales en la Red el símbolo que nació con #WeAreAtWar. Se puede ver en mi cuenta de Twitter, de Facebook, etcétera. Me pareció desde el principio una manera extraordinaria de reivindicar una actitud positiva, hasta cierto punto inconformista con el conformismo, y atractiva. Algunos posts en este blog han venido acompañados con él. Pero como empresa nos gustaría dar un paso más. Vivimos una época muy complicada y no sabemos muy bien qué esta pasando: parece que el sistema que hemos construido durante décadas y que parecía sólido como una roca tiene ahora los pies de barro. Mucha gente se está dando cuenta de que comparte inquietudes y sueños con otras miles en miles de rincones por todo el mundo. Hay desconfianza en las instituciones, en los gobernantes, en las empresas, en la banca…. Pero también hay oportunidades increíbles de colaborar, de lanzar nuevos retos, de transformar el mundo, de mejorarlo. Cualquiera puede abrir la puerta, o descubrir el modo de contar a la gente lo que piensa, como lo piensa y tratar de llevarlo a cabo. ¡Apasionante! Y como protagonista silencioso de todo ello, una tecnología muchas veces vista como una amenaza, pero que también ha permitido despertar expectativas y conciencias como nunca antes había pasado. ¿Y las empresas? ¿Qué tenemos que ver en todo esto? Para mí, mucho. Primero porque soy parte de ese ecosistema como fundador, socio y director de deiser. Pero sobre todo porque están construidas en base a personas. Y porque estamos llamados a formar parte de esa transformación pendiente. En Deiser siempre hemos tratado de obtener beneficios como consecuencia de nuestra manera de actuar y trabajar, nunca como un fin en sí mismo. Y además estamos convencidos que, con un poco de imaginación, además podemos (todas las empresas) contribuir de manera explícita a la mejora de la sociedad, de la que somos parte inherente.

DecisionesQueAyudan a…

Para nosotros este hashtag es una declaración de intenciones. Es reafirmar que se pueden tomar decisiones que, lógicamente, ayuden a la empresa a obtener los beneficios que busca, legítimamente, pero sin olvidar la trascendencia positiva que puede tener el modo de obtenerlos. Es tratar de reivindicar valores que parecen desvinculados del mundo empresarial, muchas veces por culpa nuestra, y que debemos tratar de recuperar o redescubrir. Decisiones que ayudan a otras empresas a ahorrar dinero, o a las personas a mejorar su situación, o a emprendedores a facilitarles el salto para hacer realidad sus ideas y por tanto a crear empleo. Decisiones innovadoras o no tan innovadoras que sumen, que paso a paso, una tras otra, contribuyan a crear un nuevo sistema o a volverlo a fortalecer, pero con unos principios distintos, más sociales, más globales, más honestos y más justos. Igual que #WeAreAtWar llamaba la atención de las personas, #DecisionesQueAyudan es una invitación a las empresas a proponer, a lanzar ideas y a decidir acciones que, unidas, pueden contribuir a mejorar nuestro entorno más próximo y no tan próximo. Si el IVA sube nosotros ayudamos con una reducción.

Ahora puede parece algo normal puesto que estos días se han llenado los medios de este tipo de noticias, pero ya cuando surgió el anuncio de la subida del IVA, nosotros nos pusimos a pensar cómo podríamos actuar para minimizar el impacto negativo en las empresas. Y decidimos hacerlo con el producto con el que tenemos más margen de maniobra, Enterprise Architect, planificando una reducción del 21% en su precio a partir del 1 de Septiembre de 2.012 y, como mínimo, hasta final de año. Sólo para las empresas españolas (y así no perjudicar a otros Partners internacionales), para que puedan ahorrar o invertir esa cantidad en otras necesidades, o para que decidan su compra porque ahora, gracias a esa reducción, si pueden permitírselo. En paralelo con la publicación de este post, veréis  aparecer en Twitter, en Facebook, y en otras redes, este mensaje, acompañado del hashtag #DecisionesQueAyudan Sin trampa ni cartón. Reducimos nuestro margen, facilitamos la compra a las empresas y ayudamos a implantar una herramienta que además supondrá probablemente una mejora en sus resultados. Esta es la primera de nuestras #DecisionesQueAyudan, pero habrá más.

¿Y las tuyas?

Hasta cierto punto, esto se puede considerar una oferta más. Pero la suma de #DecisionesQueAyudan como esta y otras muchas que TODAS LAS EMPRESAS podemos proponer, seguro que tendrán consecuencias positivas. Y al final el objetivo es crear una corriente positiva, una inercia beneficiosa, en la que todas las empresas y personas implicadas en ellas busquemos en nuestras decisiones un componente adicional,  el beneficio común; bien porque la decisión tomada tiene un impacto positivo en todos, bien porque cada una de esas decisiones se toma para mejorar o beneficiar a partes distintas de la sociedad, a otras empresas, a las personas, etcétera. ¿Nos tenemos que reducir a algo tan simple o tan convencional como la oferta que os contamos en este Post? No. Es un factor que suma, pero debemos ser mucho más arriesgados, y tratar de que estas decisiones acaben incluyendo A TODO EL MUNDO. Vamos a intentar aportar nuestro grano de arena al sistema empresarial y a la sociedad en general. Y estamos seguros, ya está sucediendo, que muchas más empresas lo harán. ¿Te animas? ¿Qué #DecisionesQueAyudan estás dispuesto a tomar? ¿A que esperas?