Hace una semana lanzábamos desde aquí el hashtag #DecisionesQueAyudan que quería ser también una invitación a realizar acciones de todo tipo que ayudasen a reactivar la situación económica, empresarial y profesional de nuestro país. La verdad es que puede pensarse que se trata de un brindis al sol, un deseo bienintencionado, o una manera de llamar la atención. Es posible que así sea, pero seguimos pensando que se puede desarrollar un modelo de negocio pensando un poco más allá, con algo más de trascendencia  y que hay acciones que no suponen un gran esfuerzo, que multiplicadas por decenas, sumadas todas las decisiones, tomadas por muchas empresas, puede acabar convirtiéndose en una rueda cuya inercia provoque un círculo virtuoso que adquiera un ritmo impensable. A veces influyen más la creatividad, la voluntad y el deseo de hacerlo que cualquier otro condicionante. Resultó tremendamente gratificante ver como Manuel Recena y la gente de Klicap recogieron el guante de manera casi inmediata y publicaron sus #DecisionesQueAyudan. ¡Gracias chicos!. Eso es lo que estábamos buscando. Y también agradecemos su apoyo a otras muchas personas que a través de las redes sociales nos hicieron llegar sus frases de aliento. Para nosotros no se trata de una acción espectacular que resuena durante seis o siete días y que recibe kudos y +1 en la red; se trata de un goteo continuo de acciones, de acciones de ‘guerrilla’ en el mejor sentido, de acciones que puedan ser asumidas por las empresas, no hacen falta heroicidades ni héroes, de actuar pensando siempre en qué se puede hacer para que esa acción, esa decisión, tengan un efecto positivo en un sector, en un colectivo concreto, en la gente. Creemos que también las empresas pueden distinguirse  por otros valores que no sean los miles de empleados, los millones de beneficios o una cartera con las 50 empresas más importantes del país, que por otra parte está muy bien. Queremos tratar de hacer nuestro, aunque sea en una mínima parte, este párrafo de Michael Porter, que se puede leer en su documento Creating Shared Value:

El propósito de las Corporaciones debe ser redefinido para poder crear Valor Compartido, y no solamente beneficio per se. Este hecho dirigirá la próxima ola de innovación y crecimiento de la productividad dentro de la economía global. También remodelará el capitalismo y sus relaciones con la sociedad. Quizás más importante, aprender cómo crear valor compartido es la mejor oportunidad para LEGIMITAR DE NUEVO A LAS EMPRESAS.

Por supuesto que al final, como empresas, hay que buscar el beneficio y sería absurdo pensar lo contrario. Nosotros la semana pasada ofrecíamos un descuento, pero lo hacíamos en los productos en los que tenemos margen para hacerlo. Pensamos que así podemos mejorar o mantener sus ventas gracias a reducir un precio que ahora puede ser demasiado alto para muchas empresas. ¿Hemos acertado? No lo sé. Pero seguiremos intentándolo. Es un grano más que suma y ayuda. Decisiones que Ayudan …. a los desempleados.

Tuvimos un fuerte debate interno sobre si la* 'Decisión Que Ayuda'* de la semana pasada era la mejor manera de empezar la campaña, que había que lanzar algo mucho más trascendente, más impactante. Pero lo que no queríamos era precisamente eso. Que quedase en una iniciativa que ocultase ‘la invitación a todos a participar’, que no debía enfocarse en un titular maravilloso en su primera semana. Queríamos transmitir la idea de aportar granitos de arena, uno cada semana o cada dos semanas, si era posible, y dejar marcado ese camino.  Este de hoy es nuestro segundo grano de arena: España tiene un 25% de desempleo, un nivel crítico. Quizás el sector tecnológico sea uno de los menos afectados, pero también tiene un ejército de personas sin trabajo. Por eso lanzamos hoy la segunda de nuestras #DecisionesQueAyudan Solemos organizar cursos abiertos para la gente y para las empresas y, aunque no son muy frecuentes, nos alegra decir que suelen tener bastante éxito. Tenemos un aula que recientemente hemos podido ampliar a 20 plazas (cuatro de ellas desmontables). ¿Porqué no tratar de ayudar a la gente desempleada si hay sitio para ello? Y así surgió lo que de verdad fue la primera de las #DecisionesQueAyudan dentro de Deiser. A partir de ahora, TODOS LOS CURSOS ABIERTOS que deiser organice (e imparta con personal propio) en este aula y que tengan el número de inscritos suficientes para impartirse , tendrán al menos un 25% de sus plazas (cuatro) reservadas para PERSONAS DESEMPLEADAS del sector TI, COMPLETAMENTE GRATIS. Desde este viernes, 7 de septiembre se podrá ver en nuestra web www.deiser.es un banner que permite conocer todos los detalles de esta medida. Para nosotros es un pequeño reto y sabemos que haremos algunas cosas mal, pero nos ilusiona poder contribuir a que las personas que están sin trabajo en nuestro sector tengan  una oportunidad de aprender y mejorar su perfil y así facilitarles, aunque sea un poco, su entrada de nuevo en el mercado laboral. Por otro lado, hace unos días, hablando con un buen amigo consciente de este problema, me comentaba la importancia que tiene para las personas que dejan de trabajar no perder el contacto, tratar de mantener los vínculos profesionales, estar conectados de alguna manera a otras personas de su entorno profesional. Las redes están muy bien, pero si además puedo estar unos días hablando con estas personas y mantener vivo ese contacto profesional, mucho mejor. Es fácil decirlo, pero hay que demostrarlo.

Efectivamente está muy bien lanzar esta bonita idea a los cuatro vientos, pero lo importante es que demostremos las propuestas con hechos. Pues ya tenemos un curso abierto. Del 17 al 19 de Septiembre impartimos el curso Mastering Enterprise Architect, probablemente el curso más completo de Enterprise Architect que se pueda dar ahora mismo en España se indicarán siempre los cursos activos). Y cuatro plazas para ese curso están ya reservadas para quienes cumplan los requisitos mínimos y estén interesados. Como hemos dicho, lo único que tiene que ocurrir es que tengamos los inscritos suficientes para que se imparta y en ese sentido no necesitamos que haya 12 o 14 personas ya inscritas. Todos salimos ganando, todos participamos de un beneficio común.

Decisiones como estas son posibles gracias a todos. Es verdad que hace falta tomar la decisión y anunciarlo, pero sobre todo que todos participemos. Nosotros, que vemos posible ofrecer plazas gratis siempre que el curso cubra los objetivos mínimos, por lo que nuestro posible beneficio  nos permite poner en marcha toda la campaña; las personas que se inscriben   (bien ellas, o bien las empresas que mandan a gente suya), que además de recibir una formación valiosa, ven como inscribirse y pagar ese curso  genera un beneficio social sin un coste adicional para ellos (quien haya seguido ediciones de este curso, por ejemplo, en otros años comprobará que el precio es exactamente el mismo). Si acuden  al curso es porque les interesa y esperan recibir a cambio un buen servicio, pero además, sólo por hacerlo, acercan la posibilidad de que alguien que ahora no puede y que quizás esté es una situación complicada pueda acudir. Y, por supuesto, la persona que está desempleada: recibe una formación a la que ahora probablemente no pueda acceder, refuerza sus conocimientos profesionales y puede dar un pequeño paso para salir de su situación como desempleado. No es tan difícil. Por sencilla que sea, seguro que la decisión ayudará.

Todo tipo de beneficio: económico, social, empresarial. Todo el ecosistema se ve favorecido. Seguro que hay cientos o miles de empresas que pueden sentarse 30 minutos y ver la manera de participar. ¿Os animáis? Esa charla interna que se da sobre un tema técnico podría estar abierta a gente que esté sin trabajar. Ese taller sin coste que hacéis para algunos clientes, podría anunciarse en más sitios. ¡Hay muchas oportunidades! ¿Cuáles son las #DecisionesQueAyudan en las que estás pensando?